Afirmación Aliancista 2018: Un precioso y enorme legado

Por tanto, yo de esta manera corro, no como sin tener meta; de esta manera peleo, no como dando golpes al aire..."  1 Corintios 9:24-26

¿Cómo se ve para nosotros eso de dar en el blanco o avanzar hacia la meta? ¿A qué se parece ese correr para ganar en lugar de dar golpes al aire? Para la Alianza Cristiana y Misionera Distrito de PR ello luce como una iglesia centrada en el Evangelio, llena del amor y el poder del Espíritu, para gloria de Dios, y gozo de Puerto Rico y el mundo. Luce como una iglesia que está conociendo mejor a Cristo y anunciándolo a todos como salvador, santificador, sanador y rey que viene. Visión y misión que se traducen a una serie de valores o cultura de Iglesia que C.O.M.P.R.U.E.B.A. aquello que afirmamos creer con todas nuestras fuerzas. En esencia, los valores son esa manera específica en que avanzamos hacia la meta. Explican la manera en que utilizamos nuestro tiempo, energía y recursos así como la pasión que impulsa cada paso en nuestra avanzada y cómo corremos. 

A través de los años, Dios ha ido enseñándonos a todos cuáles son aquellas cosas que más lo mueven y lo caracterizan, al ayudarnos a apreciar cada vez más y mejor las profundas implicaciones del Evangelio. Carácter Cristiano: El amor y la verdad caracterizan a quienes conocen a Dios. Oración: Jesús edifica la Iglesia nosotros solo seguimos órdenes. Misión: La gente pérdida le importa a Dios, el quiere encontrarlos - crucemos al otro lado. Poder: La iglesia es milagro, nada se lograría sin el Espíritu de Dios. Riesgos de fe: Dios se merece toda nuestra confianza. Unidad: Juntos es mejor y llegamos más lejos. Excelencia: Cultivar la excelencia honra a Dios y nos inspira a todos. Biblia: El Evangelio tiene que ver con todo. Administradores: Todo le pertenece a Dios, solo somos administradores.  

Es tan bonito poder darse cuenta de que siendo personas distintas con experiencias y situaciones distintas, el sólido consenso de La Alianza puertorriqueña alrededor de los valores agrupados en COMPRUEBA evidencia la actividad de Dios entre nosotros por años, 118 años para ser exacto. Créanme, no tomo a la ligera tan significativo AMEN por parte de la Iglesia que tanto amo. Y creo que no soy el único. ¿Quién podría no ver el precioso y enorme legado que lleva en sus hombros la presente generación Aliancista?