Carta Pastoral Enero 2019

Amado Equipo,
Espero que hayan podido disfrutar algunos días de descanso y de ese reconfortante calorcito familiar que tanto
caracteriza a nuestra época navideña. Pido al Señor que les regale un bendecido 2019 al igual que a toda su
familia e iglesias.
Vivimos días sumamente exigentes para nuestros respectivos ministerios. Me consta personalmente lo duro
que puede ser a veces sencillamente mantenernos a flote ante tantas demandas. Luego de todo lo que hemos
vivido como iglesia ministrando en un país azotado por dos poderosos huracanes, una recesión económica que
ya ha durado más de una década, un alza en la violencia y en el número de suicidios, junto a otras duras
realidades que llenan de incertidumbre al país, es perfectamente de esperar que nuestro valioso cuerpo
pastoral esté cansado y estremecido en más de un sentido.
Mi corazón se vuelca en oración por cada uno de ustedes, pidiéndole encarecidamente a Dios que les conceda
nuevas fuerzas, nueva visión, así como tiempos de refrigerio físico, emocional y espiritual. La urgencia y la
relevancia de nuestra misión no exige menos. En lo que a mí respecta, nada me ha servido más a esos fines
que contar con una familia que me da permiso para llorar, que me hace reír y que me recuerda una y otra vez
el rico y poderoso evangelio que anunciamos a tantos otros. Súmele a eso la familia extendida de la iglesia
que me da permiso para ser no solo su pastor sino también uno de sus miembros, y por ende participante
activo en ese dar y recibir la mejor buena noticia de todas - el glorioso Evangelio de salvación.
Una de las cosas que más salta a la vista al leer la poderosa carta a los Efesios, es precisamente el significativo
rol que juega cada miembro de la Iglesia local en la formación espiritual de todo el cuerpo. Y es que la
formación espiritual cristiana (con todas sus maravillosas implicaciones) está supuesta a darse mejor en el
vivificante contexto de la verdad dicha en amor, en otras palabras - de ese participarnos el evangelio unos a
otros en amor, supuesto a caracterizar la vida de iglesia.

Oficina del Superintendente

P O Box 1625, Sabana Hoyos, PR 00688-1625 * 787-816-0101
www.laalianzapr.church * distrito@laalianzapr.org

Por eso toda iglesia local saludable procura nutrir una vida congregacional que se caracterice por un ayudarse
mutuamente a entender mejor el evangelio por medio del ejercicio de sus respectivos dones espirituales. Lo
cual redundará siempre en esa verdadera madurez espiritual que todos anhelamos, y que está a la altura del
mismísimo amor de Jesús. Y para que algo como eso pase, necesitaremos fomentar experiencias que de una
manera significativa nos permitan aprender: cómo sujetarnos unos a otros, cómo aferrarnos a la Palabra de
Vida, y cómo andar según el Espíritu (cómo ser llenos con el Espíritu Santo).
Todos sabemos que esas son tres cosas que difícilmente ocurrirán al azar; y que en ellas consiste precisamente
todo discipulado que se precie de bíblico y por ende fiel al evangelio. Aprender a vivir juntos, sujetándose
unos a otros por amor. Aprender a aferrarse a la Palabra de Vida, practicando disciplinas espirituales que nos
ayudan a hacerlo. Aprender a andar según el Espíritu, confiando momento a momento exclusivamente en Sus
gloriosos e infinitos recursos en lugar de apoyarnos en la debilitante naturaleza pecaminosa de la condición
humana. Y esa es precisamente la misión de la iglesia: hacer discípulos.
Y mientras el mundo convulsa en derredor, viene a mi mente el himno 193. En realidad pensé resumirlo para
ustedes, pero creo que vale la pena repasárselos por aquí. He destacado algunas frases esperando que Dios
las use para ministrarles tal como me ha ministrado a mí, al reflexionar en Su llamado especialmente durante
días tan arduos como estos. ¿Qué tal si las lees de manera pausada hasta que retumben en tu alma? Es más,
si ya conoces el himno, entonces anímate a entonarlo en oración, tantas veces como lo necesites. ¿Les
parece?

1. Jesús está buscando voluntarios hoy
Que a la RUDA LUCHA luego puedan ir,
¿Quién está dispuesto a escuchar su voz,
Siendo voluntario listo a combatir?

Coro: De Cristo Voluntario tú puedes ser
Otros ya se alistan, hazlo tú,
CRISTO ES NUESTRO JEFE,
NO HAY POR QUÉ TEMER,
¿quieres ser un voluntario de Jesús?
2. Nos cercan las tinieblas densas del error,
Vamos sobre abismos hondos de maldad,
Y para destruirlas llama el Salvador
MUCHOS VOLUNTARIOS QUE AMEN LA VERDAD.

P O Box 1625, Sabana Hoyos, PR 00688-1625 * 787-816-0101
www.laalianzapr.church * distrito@laalianzapr.org
3. La LUCHA ES CONTRA EL VICIO, LA PEREZA, EL MAL,
CONTRA LA IGNORANCIA DE LA LEY DE DIOS;
Es una campaña que no tiene igual,
¿Quieres ir a ella de Jesús en pos?
4. EL TRIUNFO SIGNIFICA QUE DOMINE EL BIEN,
QUE LOS HOMBRES SE AMEN, Y QUE LA VERDAD
REINE EN LAS CONCIENCIAS, SIENDO SU SOSTÉN,
Y HA DE SER SI AYUDAS UNA REALIDAD.

Entender el Evangelio hará toda la diferencia del mundo. Gracias a Dios por el Evangelio. Gracias a Dios por
la iglesia que ora, adora, enseña, explica, encarna y extiende este Evangelio de Poder. Gracias a Dios por su
Espíritu Santo, que nos llena de Su amor y Su poder, y que guía a todos los hijos e hijas de Dios. Y gracias a
Dios por cada uno de ustedes.
Les amo,
Nos vemos en Afirmación Aliancista 2019